E-consumo

La canela

Por A.L.G. La canela, Cynnamomun Verun es su nombre científico, procede de la corteza de un árbol de la familia del laurel. Aunque se cultiva ya en numerosos países, la mejor procede de Ceilán. Es estimulante, antiséptica y según se dice, también es afrodisíaca. Este árbol tiene una hojas brillantes y alargadas, entre las que surgen unas pequeñas flores con frutos de color morado durante la época de floración, pudiendo llegar a los 10 metros de altura, pero para facilitar su cultivo se poda y así más pequeño, pero más denso, se facilita la recolección. En Sri Lanka donde fue descubierta, la recolección se realiza durante las épocas de lluvias, ya que la humedad facilita la obtención de la corteza. Consiste en pelar y frotar la corteza del árbol, se compone de dos capas, pero se descarta la externa y se utilizan sólo las capas interiores, se enrolla unas con otras para formar una barra que se seca al sol y posteriormente se blanquea antes de su comercialización.

La canela en rama o molida es una especia muy estimada y usada en la cocina; es utilizada en numerosos platos de caza, arroz con liebre, en embutidos como morcillas y fardeles y en un sin fin de postres y dulces. En bebidas calientes como té, ponches, leche merengada y frita, y en España es imprescindible en la conocida y refrescante sangría veraniega, (cuántas veces en las reuniones domingueras entre amigos y amigas de nuestra juventud, cargábamos bien la mano de la especia para perder la timidez de nuestros primeros escarceos juveniles, animándonos con el dulzor de esta bebida, bien cargada de canela).

 

 Tampoco falta en el arroz con leche y las natillas. Y donde resulta insustituible, es en las afamadas torrijas que por Semana Santa no faltan en ningún hogar español que se precie y, en establecimientos de comida y restauración, siendo muy merecida la fama que muchos han alcanzado en este menester. En la cocina marroquí, otro ejemplo más, la canela se usa en los "tajines", platos variados de carne y verduras como el pastel de carne de pichón especiada, cubierta de hojaldre y salpicada de azúcar y canela.

Esta aromática especia tardó en llegar a Europa y América. Hoy su cultivo se ha extendido a numerosos países tales como La India, Indonesia y Brasil, en las Seychelles y otras islas del océano Índico. Otra planta de la misma familia es la casia o 'Cinnamomum cassia', que sería, para entendernos, la canela china, ya registrada en un herbario de ese país datado el año 2700 a.C. Esta es la que menciona la Biblia, cuando Yahvé da a Moisés la "fórmula" del óleo para la unción sagrada (Éxodo, 30, 23-25): "de casia, quinientos, en siclos del Templo". Los egipcios la usaban en embalsamamientos y en la antigua Arabia en diversas ceremonias, ritos y ofrendas religiosas. Igualmente los griegos y los romanos se servían de ella y Nerón ordenó que se quemara toda la canela de la región en honor a la muerte de su esposa.

Hay que señalar también que esta especia fue favorita en el Renacimiento, al saber que poseía propiedades antisépticas y terapéuticas, al tratarse de una especia digestiva, resultando eficaz contra las indigestiones, náuseas, vómitos y dolor de estómago, especialmente en afecciones intestinales que originan diarrea. También por resultar muy aromática y deliciosa. Se dice de Marco Polo que la mantuvo oculta cuando descubrió la producción de Ceilán, tratando con ello de proteger el monopolio que poseía Venecia en el comercio de esta especia. Posteriormente los portugueses tuvieron este monopolio de la canela hasta 1636, pasando a continuación a la Compañía Holandesa de las Indias Orientales que lo mantuvo hasta 1796. Portugueses y holandeses la dieron a conocer y extendieron por toda Europa. Por último, pasó a manos de los ingleses.

La popular canela podría ayudar a combatir la diabetes actuando como sustituto de insulina para personas con diabetes tipo 2, de acuerdo con una investigación molecular y celular realizada en conjunto con la Universidad de Santa Bárbara, Iowa State University y el Departamento de Agricultura de los EE.UU.

ALG es Periodista

Ver otras columnas de ALG

Sigue las novedades de la actualidad ambiental en EFEverde. El periodismo del medio ambiente: 

Efeverde en Facebook

EFEverde en twitter

EFEverde. Periodismo medioambiental
www.efeverde.com