Hotspots Perú. Áreas críticas para la biodiversidad

Tumbes-Choco-Magdalena y Andes Tropicales

Madrid, abril de 2005
Por Enrique Angulo Pratolongo para Infoecología.

Con motivo de la presentación en Perú del libro sobre los HOTSPOTS: “Áreas críticas para la biodiversidad”, recientemente publicado, Conservación Internacional (CI)-Perú exhibe parte de la gran biodiversidad de este país,  donde se encuentran dos de estos Hotspots de los 34 en todo el planeta.

 

Los Hotspots son definidos como los lugares en el mundo con mayor biodiversidad y a su vez los más amenazados por el hombre. CI ha definido 34 de estos territorios megadiversos en el planeta y son materia de estudio en este nuevo libro. El Perú forma parte de dos de estos Hotspots: La región Tumbes-Choco-Magdalena y los Andes Tropicales.

 

¿Qué condiciones deben tener las zonas denominadas Hotspots? Deben cumplir dos requisitos básicos: por un lado contar con un cierto nivel de especies endémicas, es decir aquellas que solo habitan en esas zonas, y por el otro, un cierto nivel de amenaza.

 

Los Hotspots contienen una historia evolutiva única y de gran importancia, que los convierten en zonas que poseen un gran almacén genético. Estas zonas representan apenas el 2,3% de la superficie terrestre y albergan el 75% de las especies amenazadas de aves, mamíferos, reptiles y anfibios. Recientes estudios arrojan que el 50% de las plantas vasculares y el 42% de los vertebrados terrestres existen exclusivamente en estas Áreas Críticas.

 

Según Russell A. Mittermeier, Presidente de Conservation International (CI) y co-editor del reciente libro: “Ahora debemos actuar de manera decisiva para evitar perder estos depósitos irremplazables de las formas de vida terrestre”.  Del mismo modo Mittermeier afirma que “Las Áreas Críticas para la biodiversidad son los espacios del medio ambiente en situación de emergencia para nuestro planeta. Esta última evaluación subraya el valor del concepto de áreas críticas, para definir las prioridades de conservación”.

 

Perú: Potencial de biodiversidad

 

El Perú con su variedad de climas y ecorregiones, y con su inigualable biodiversidad forma parte de dos Hotspots: Tumbes–Choco–Magdalena y los Andes Tropicales. Este último recinto es considerado a nivel mundial como el más rico y diverso.

 

Partes de Perú, Ecuador (incluyendo las Islas Galápagos), Panamá y Colombia forman el Hotspot de Tumbes–Choco–Magdalena, que incluye una diversa variedad de hábitats, tales como los manglares, playas, desiertos costeros, inclusive algunos de los bosques de lluvias más húmedos del planeta. Este singular e importante Hotspot alberga además al único bosque seco costero de América del Sur.

 

Valle del marañón

Valle interandino de alta biodiversidad y endemismo en el norte del Perú.

 

Foto: Enrique Angulo Pratolongo

 

 

 

Pese a tener comparativamente un área pequeña de 274.597 km², su gran diversidad de climas y ecosistemas propicia un nivel de endemismo muy alto. Se calculan 2.750 especies de plantas vasculares endémicas de las 11.000 especies de toda la zona. Solamente en las Islas Galápagos viven cerca de 700 especies vegetales y de ellas la cuarta parte son endémicas.

 

Esta importante zona es cuna de un altísimo índice de endemismo de aves. De las cerca de 900 especies registradas, más de 100 aves son endémicas, destacando la Pava Aliblanca (Penélope albipennis), especie descubierta en 1877 y redescubierta en 1977 tras creerse extinta durante un siglo. 

 

De los 235 mamíferos registrados, cerca de 10 especies son endémicas. Los primates como el Tamarino Panameño (Saguinus geoffroyi) y el Mono Araña  Negro (Ateles fusciceps) son los más representativos. El Jaguar Americano u Otorongo (Panthera onca) es un felino importante en esta zona.

 

El reptil endémico más conocido y representativo de las más de 320 especies (100 endémicas) es la Iguana Marina (Amblyrhynchus cristatus). Los anfibios con sus 200 especies y con casi 30 especies endémicas forman una importante muestra de la biodiversidad de este Hotspot. Una de las especies más conocidas por estar dentro de los tres vertebrados más venenosos del planeta es la Rana Dorada Venenosa (Phyllobates terribilis).

 

 

Hotspot Tumbes-Choco-Magdalena

Esta zona crítica abarca 274.597 km² e incluye partes de Panamá, Ecuador, Colombia, las Islas Galápagos y Perú.

Ilustración:
© Conservation International CI

 

 

 

El Perú atravesado por el Hotspot Andes Tropicales

 

Perú también es uno de los principales protagonistas en esta Área Crítica que abarca parte de Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Chile con una extensión de 1.542.644 km². Estos amplios territorios con una múltiple variedad de microclimas y su accidentada geografía que comprende impresionantes nevados, profundos cañones y extensos valles interandinos, garantizan una amplia variedad de hábitats y especies.

 

Los principales hábitats de esta zona amenazada están conformados por bosques húmedos y tropicales, bosques lluviosos, así como pastizales y matorrales. La región comprende cerca de 35.000 especies vasculares de plantas, lo que representa el 10% del total de las especies del planeta. A esto se le debe sumar que el 50% de estas especies son endémicas. La Puya Raimondi o Titanca (Puya raimondii) es la especie más representativa. Esta bromelida altoandina requiere cerca de un siglo para alcanzar su madurez.

 

Se registran 1.700 especies de aves y de ellas más de 600 endémicas, lo que convierte esta región en una zona de endemismo inigualable a nivel mundial. Este Hotspot es refugio del impresionante Cóndor Andino (Vultur gryphus) y de la mayor cantidad de colibríes del mundo, incluyendo al Colibrí más grande del planeta; el Colibrí Gigante (Patagona gigas).

 

Hotspot Andes Tropicales

Esta zona crítica abarca parte de Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Chile con una extensión de 1.542.644 km².

Ilustración:
© Conservation International CI

 

 

Amenazas en los Hotspots que incluyen al Perú     

 

Esta clasificación de los Hotspots es importante para concentrar los esfuerzos con el objetivo principal de combatir las amenazas en dichas zonas. Amenazas como la destrucción del hábitat, la introducción y presencia de especies foráneas e invasoras, explotación irracional de los recursos para la alimentación humana y el comercio son evidentes. Asimismo el cambio climático y el avance descontrolado de la población humana, la deforestación de vastas zonas para la ganadería y agricultura no planificada atentan contra estas zonas representativas.

 

En el caso de Tumbes–Choco–Magdalena la depredación de los manglares por la sobreexplotación de la concha de abanico y la tala para obtener madera están mermando de manera acelerada este importante ecosistema. Asimismo la deforestación desproporcionada de bosques para la introducción de nuevas especies está reduciendo parte de esta importante zona. La plantación de especies  como las palmeras de aceite y los eucaliptos, que reemplazan a especies originales para obtener una mayor productividad, se realiza sin planificación.

 

Los Andes Tropicales con sus extensos territorios albergan poblaciones humanas de gran tamaño que se expanden sin proyección alguna. En esta importante zona se han descubierto en los últimos años y en especial en los Países Andinos, ricos yacimientos de gas natural y de minerales. Esto atrae la explotación abrumadora del medio ambiente con un impredecible impacto ambiental. En este Hotspot se han introducido también especies ajenas al ecosistema, como algunos tipos de pasto, la trucha (Salmo sp.) y la Rana Toro Americana (Rana catesbeiana), que desplazan y aniquilan a las especies de la región.

 

Estrategias de conservación para estas importantes zonas

 

En la zona de Tumbes–Choco–Magdalena solamente el 6,9% de esta zona está bajo protección en un Área Protegida. En el Perú se encuentran la Zona Reservada de Tumbes y el Parque Nacional Cerros de Amotape que albergan a una gran diversidad de especies y de frágiles ecosistemas.

 

En los Andes Tropicales existe una amplia red de Áreas Protegidas que conservan los más importantes ecosistemas de este Hotspot. Estas cubren cerca del 16% del área total. Sin embargo aún queda mucho por hacer. Un punto importante es la regulación en cuanto a las explotaciones mineras y de hidrocarburos y sus respectivos impactos ambientales.

 

Es necesario destacar la importancia de estas zonas en cuanto a su biodiversidad y a sus amenazas. Es primordial resaltar la importancia de estas zonas representativas. Conservation International trabaja actualmente en la gran mayoría de estas Áreas Críticas y los nuevos conocimientos sobre las mismas permitirán perfeccionar las estrategias para su conservación, que no deja de ser tarea de todos. 

 

Enrique Angulo Pratolongo

Periodista
Dirección e-mail: eangulopratolongo@gmail.com

Estás en http://www.infoecologia.com/

Sigue las novedades de la actualidad ambiental en EFEverde. El periodismo del medio ambiente:  http:www.efeverde.com

Efeverde en Facebook

EFEverde en twitter

EFEverde. Periodismo medioambiental
www.efeverde.com