LOS LOBOS DE LA ISLA DE VARGAS

Artículo y fotografías de Jacqueline Windh cedidos para su reproducción en Infoecología (traducción de Cristina Benito)


© Jacqueline Windh/windhphotos.com

Estos dos lobos fueron fotografiados en la isla de Vargas, situada frente a la costa oeste de la isla de Vancouver. Pertenecen a la subespecie distintiva de lobo gris de la isla de Vancouver.

En junio de 2000, me aventuré a llegar a la isla de Vargas con la esperanza de conseguir fotografías de los lobos. Había oído que una ballena gris muerta estaba varada en la playa y que se había visto a los lobos alimentándose de ella. Me quedé sorprendida por la audacia y osadía que mostraban los lobos. Su comportamiento me permitió tomarles algunas fotos espectaculares, pero también me advirtió de cómo había sido su vida; estaban claramente habituados a los humanos. Habían sido alimentados por personas y se mostraban sociables con ellas.

Tan solo unas pocas semanas después, estos dos lobos murieron. En un encuentro social desafortunado, uno de ellos se aproximó a un kayakista que dormía solo fuera de su tienda y comenzó a tirar juguetonamente de su saco de dormir. Por algún motivo, los intentos del campista de ahuyentarlo enfurecieron al lobo, que atacó al campista arrancándole un trozo de cabellera. Al lugar acudieron los agentes de conservación, que dispararon y mataron a ambos lobos.

Las autopsias indicaron que los lobos gozaban de buena salud y estaban bien alimentados. Tenían entre uno y dos años y probablemente procedían de una camada que había nacido en la isla de Vargas la primavera anterior. Jugaban y correteaban juntos, hombro con hombro, y eran casi con toda seguridad hermano y hermana.


© Jacqueline Windh/windhphotos.com

Estos lobos murieron debido a acciones humanas: debido a las personas que primeramente los alimentaron y acostumbraron, y también debido a las descuidadas prácticas de camping y a la falta de respeto por el medio ambiente natural que mostró el grupo de kayak que fue atacado.

Me quedan las fotografías de estas dos magníficas criaturas. Utilizo estas imágenes para ayudar a tomar conciencia de nuestro impacto sobre la vida natural. Por favor, traten a la fauna con respeto. No alimenten a los animales salvajes. Cada una de nuestras acciones deja una huella en el camino.

 

Jacqueline Windh (http://www.windhphotos.com/) es fotógrafa y autora de artículos y reportajes sobre naturaleza. 

Las fotografías de estos lobos están a la venta en ediciones limitadas. Un porcentaje de los ingresos de las ventas se dona a organizaciones que se dedican a ayudar a la fauna o a conservar su hábitat.

Sigue las novedades de la actualidad ambiental en www.EFEverde.com El periodismo del medio ambiente: 

Efeverde en Facebook

EFEverde en twitter

EFEverde
www.efeverde.com