Agua/Día Mundial
L
a política de regadíos es la principal responsable de la sobreexplotación del agua en España

Por WWF / Infoecología (marzo de 2007)

Mientas el Ministerio de Medio Ambiente prevé una considerable disminución de las precipitaciones por el cambio climático, el de Agricultura proyecta extender aún más el regadío con un nuevo Plan Nacional de Regadíos. En el Día Mundial del Agua, WWF/Adena advierte que para afrontar la escasez del agua, ambas administraciones deben coordinarse más y promover un cambio hacia una política de regadío sostenible.

 

El Ministerio de Medio Ambiente alerta de una disminución de hasta el 40% del agua disponible en cien años, por efectos del cambio climático. Además, advierte que la sequía se está convirtiendo en un fenómeno habitual. Mientras, desde el Ministerio de Agricultura se anuncia un proceso para “programar” la expansión del regadío a partir de 2009. Este sector, que apenas ocupa un 15% de la superficie total cultivada en nuestro país, consume el 75% de los recursos hídricos. Según una respuesta parlamentaria del Gobierno1, actualmente se están transformando 31.113 hectáreas de secano a regadíos.

 

Si bien el riego puede aumentar la producción en las explotaciones, en muchas ocasiones sólo sirve para producir alimentos que no tienen salida en el mercado. Además, la falta de control sobre el uso del agua en el sector ha llevado a la proliferación de pozos ilegales (más de 500.000 según el Ministerio de Medio Ambiente)  y a la desaparición de más del 60% de la superficie de humedales. Algunos de estos humedales afectados son de importancia internacional, como el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel. De igual modo, esta planificación inadecuada del regadío es también responsable del actual estado de degradación de ríos como el Guadiana o el Segura.

 

Los Ministerios de Agricultura y Medio Ambiente proponen como solución la modernización de regadíos. Para ello, elaboraron hace un año un ambicioso Plan de Choque, con un presupuesto público de más de 1.800 millones de euros. Su objetivo era ahorrar 1.200 hm3/año. Para que dicho ahorro se produzca, es necesaria la actuación conjunta de ambos ministerios en las zonas modernizadas, cosa que parece no haber ocurrido hasta el momento. Por ello, un año después de aprobarse este Plan todavía no hay constancia de ningún tramo de río o población beneficiada de esta importante inversión. El propio Gobierno reconoce este hecho en la mencionada respuesta parlamentaria.

 

Ante esta situación WWF/Adena solicita a los Ministerios de Agricultura y Medio Ambiente una mayor coordinación y un cambio real en las políticas que determinan el uso del agua en España, comenzando por la de regadío. Guido Schmidt, coordinador del Programa Agua de WWF/Adena, señala: “Antes de seguir aumentando la superficie de regadío, debe elaborarse un Plan Estratégico para este sector, analizando de manera realista sus impactos positivos y negativos. El objetivo es que, al final, se mantengan sólo aquellas explotaciones de regadío que cumplan objetivos socioeconómicos y ambientales y, de no ser así, se busquen otras alternativas viables de desarrollo para las zonas rurales”.

 

WWF/Adena considera, además, que la sostenibilidad del regadío pasa por el control del uso ilegal del agua, evitando que regantes ilegales reciban subvención pública alguna.

 

1 Respuesta parlamentaria a D. Joan Herrera Torres, de 19 de Febrero de 2007.

Sigue las novedades de la actualidad ambiental en EFEverde. El periodismo del medio ambiente: 

Efeverde en Facebook

EFEverde en twitter

EFEverde
www.efeverde.com

Estás en www.infoecologia.com