EL PROTOCOLO DE KIOTO

Madrid, enero de 2005 (Infoecología)

Mediante la firma del Protocolo de Kioto el 10 de diciembre de 1997, los países participantes en la Tercera Conferencia de las Partes (COP3) de la Convención sobre Cambio Climático se comprometieron a reducir antes de 2012 en un 5,2% sus emisiones de gases de efecto invernadero respecto a los niveles registrados en 1990 o en 1995 (según los gases). 

Principales gases de efecto invernadero:

  • Dióxido de carbono (CO2)

  • Óxido nitroso (N2O)

  • Metano (CH4)

  • Ozono (O3)

  • Vapor de agua

  • Gases clorofluorocarbonados (CFC)

Los compromisos fueron los siguientes (véase el Anexo B del Protocolo):

  • La Comunidad Europea (entonces con 15 países), Bulgaria, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Mónaco, República Checa, Rumania y Suiza se comprometían a una reducción del 8%.

  • EEUU, a una reducción del 7%.

  • Canadá, Hungría, Japón y Polonia, del 6%.

  • Croacia, del 5%.

  • Federación Rusa, Nueva Zelanda y Ucrania se mantendrían en sus emisiones de 1990.

Algunos países, sin embargo, podrían aumentar las emisiones:

  • Noruega, hasta un 1%.

  • Australia, hasta un 8%.

  • Islandia, hasta un 10%.

Los objetivos de reducción de emisiones, jurídicamente vinculantes para los países del Anexo I, se deben conseguir en el quinquenio 2008-2012. Se calcularán como una media de los cinco años, aunque ya en 2005 se deberá demostrar que se progresa en la consecución de los objetivos.

El protocolo entraría en vigor cuando lo ratificaran (o aceptaran o aprobaran o se adhirieran a él) al menos 55 países, entre los cuales habría un número de países Anexo I que representasen al menos el 55% de las emisiones.

Partes Anexo I
Las Partes incluidas en el anexo I son los países industrializados que eran miembros de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) en 1992, más las Partes en proceso de transición a una economía de mercado, en particular, la Federación de Rusia, los Estados Bálticos y varios Estados de Europa central y oriental.

Gracias a la adhesión de Rusia (que genera el 17,4% de las emisiones) el pasado mes de noviembre, se ha superado ese 55%, ya que los países que lo apoyaban hasta el momento sumaban solamente un 44,2% de la emisión global.

El protocolo de Kioto entrará en vigor el 16 de febrero de 2005.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC)

En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo (o Cumbre de la Tierra), celebrada en Río de Janeiro en junio de 1992, la recién creada Convención CMNUCC se abrió a la firma. Ocho años más tarde, ya se habían adherido a la Convención 188 estados y la Unión Europea. Esta adhesión prácticamente mundial hace de la Convención uno de los acuerdos ambientales internacionales que goza de apoyo más universal. 

Desde que entró en vigor, las Partes en la Convención —los países que han ratificado o aceptado el tratado o se han adherido a él— se han reunido anualmente en la Conferencia de las Partes. El objetivo de estas reuniones es impulsar y supervisar la aplicación y continuar las conversaciones sobre la forma más indicada de abordar el cambio climático. Las sucesivas decisiones adoptadas por la Conferencia de las Partes en sus respectivos períodos de sesiones constituyen ahora un conjunto detallado de normas para la aplicación práctica y eficaz de la Convención.

El protocolo de Kioto

No fue hasta la tercera Conferencia de las Partes celebrada en Kioto (Japón) en diciembre de 1997 que se aprobó una considerable ampliación de la Convención, en la que se esbozaban compromisos jurídicamente vinculantes. Era el Protocolo de Kioto. En él se recogían las normas básicas, pero no se especificaba con detalle cómo deberían aplicarse. Se preveía un proceso independiente y oficial de firma y ratificación por los gobiernos nacionales antes de que pudiera entrar en vigor.

El Protocolo de Kioto complementa y refuerza la Convención. Sólo las Partes en la Convención pueden ser Partes en el Protocolo. Éste tiene como base los mismos principios que la Convención y comparte su objetivo último.

Además de los objetivos sobre emisiones establecidos para las Partes incluidas en el Anexo I, el Protocolo de Kioto contiene un conjunto de compromisos generales (que corresponden a los de la Convención) que se aplican a todas las Partes y entre los que se encuentran los siguientes:

  • Adoptar medidas para mejorar la calidad de los datos sobre emisiones.

  • Organizar programas nacionales de mitigación y adaptación.

  • Promover la transferencia de tecnologías ambientalmente sanas.

  • Cooperar en la investigación científica y en la redes internacionales de observación del clima.

  • Respaldar las iniciativas de educación, formación, sensibilización pública y fomento de la capacidad.

Bibliografía:

Artículo relacionado:

 

Estás en www.infoecologia.com

ANEXO B DEL PROTOCOLO DE KIOTO

PARTE

Compromiso cuantificado de limitación o reducción de las emisiones (% del nivel del año o período de base)

Alemania

92

Australia

108

Austria

92

Bélgica

92

Bulgaria*

92

Canadá

94

Comunidad Europea

92

Croacia*

95

Dinamarca

92

Eslovaquia*

92

Eslovenia*

92

España

92

Estados Unidos de América

93

Estonia*

92

Federación de Rusia*

100

Finlandia

92

Francia

92

Grecia

92

Hungría*

94

Irlanda

92

Islandia

110

Italia

92

Japón

94

Letonia*

92

Liechtenstein

92

Lituania*

92

Luxemburgo

92

Mónaco

92

Noruega

101

Nueva Zelanda

100

Países Bajos

92

Polonia*

94

Portugal

92

Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte

92

República Checa*

92

Rumania*

92

Suecia

92

Suiza

92

Ucrania*

100

* Países que están en proceso de transición a una economía de mercado.

EFEverde. EL PERIODISMO DEL MEDIO AMBIENTE

www.efeverde.com (en construcción)

www.efeverde.es (en construcción)

 

Grupo EFEverde en Facebook

Efeverde en Twitter