Red de Escritores por la Tierra
Lola Pereira: "El principal problema ambiental es la falta de educación"

Coordinó en Nicaragua el I Encuentro de Escritores por la Tierra en marzo de 2007
La Red de Escritores por la Tierra se presenta en Barcelona el 17 de enero de 2008 y el 5 de Febrero en La Casa Encendida de Madrid

 Por Arturo Larena (Santiago de Compostela).
Foto: Enric Leor

Natural de A Coruña, Lola Pereira Varela coordinó en Granada (Nicaragua)  el I Encuentro de Escritores por la Tierra, en el que literatos, investigadores y periodistas han reclamado acciones concretas frente al deterioro del planeta que, asegura, tiene entre sus principales causas "la insolidaridad y la falta de educación". 
Ahora, la Red de Escritores por la Tierra empieza a andar y se presenta en la Casa de América de Barcelona el 17 de enero de 2008.

"Solidaridad, educación y sanidad, esas son tres de las claves del desarrollo sostenible", explicó en una entrevista Pereira, experta en mercadotecnia que actualmente trabaja en proyectos de cooperación al desarrollo en Latinoamérica, en la ONG de defensa ambiental Mare Terra - Fundación Mediterránia, con sede en Cataluña, entidad que junto con la nicaragüense APDS (Asociación para el Desarrollo de Solentiname) organizó el congreso de Granada.

Allí, poetas como Ernesto Cardenal (Nicaragua), líderes en la defensa del indigenismo como Sydney Posuelo (Brasil), economistas como Guillermo Bown (Chile) o divulgadores como Ricardo Aguilar, Arturo Larena Larena o Joaquín Araújo (España) alzaron su voz para reclamar compromisos reales por parte de gobiernos, empresas y ciudadanos, más allá del catastrofismo y los lamentos. Un encuentro que contó con el apoyo de personalidades como: Rigoberta Menchú; Federico Mayor Zaragoza, Leonardo Boff, Eduardo Galeano o Ignacio Ramonet, entre otros.

Y en "ese pasar a la acción" Pereira enfatizó el papel que deben representar las mujeres, como las de Guatemala -a las que admira por su lucha contra la dictadura- o las gallegas, "auténticas todoterreno", de las que destaca su capacidad para "construir, para sumar", porque lo importante -recalcó- "es sumar esfuerzos y no dividir; sumar, nunca rechazar a nadie".

Por eso se rebela cuando le hablan del deterioro ambiental de Galicia, una tierra a la que regresa siempre que puede y donde, confiesa, aprendió a amar el mar, pero también, como hija de marinero, a respetarlo y del que es "incapaz de vivir lejos".

"A veces no somos conscientes del tesoro que tenemos, no somos capaces de valorarlo", y pasa a enumerar ríos, bosques, mares, flora, fauna..., para citar como ejemplo algo aparentemente insignificante, pero que tiene un "gran valor" ambiental para Galicia, como "os fieitos" (los helechos).

Defensora del mestizaje

Desde que dejara su A Coruña natal a los 18 años para vivir en Alemania con sus dos hermanas, no ha parado. Luego, la vida la llevó a Cataluña y a Costa Rica, donde vivió 10 años, puso en marcha un proyecto de teleeducación y se empapó de la realidad latinoamericana, aunque -subraya- regresa a Galicia siempre que puede.

Tal vez por ese carácter viajero entiende como nadie el fenómeno de la inmigración y asegura que "si con algo somos solidarios los gallegos es con los inmigrantes, porque nosotros tuvimos que hacerlo, que dejar nuestra tierra".

Y en su caso, aunque habla cinco idiomas (gallego, castellano, catalán, alemán e inglés), defiende el mestizaje, también en la lengua cuando asevera que "los idiomas tienen que ser mestizos" porque "no importa lo que se hable, sino que los demás te entiendan".

Ex directora comercial de varias multinacionales del sector farmacéutico, la promesa que hizo a una amiga que falleció la llevó a su actividad actual en la ONG catalana Mare Terra - Fundación Mediterránia, que dirige Angel Juárez, donde es responsable de proyectos de cooperación al desarrollo y medioambientales.

Uno de esos proyectos ha sido el I Encuentro de Escritores por la Tierra, que concluyó con el "Manifiesto de Solentiname" como una llamada de atención a los gobiernos y dirigentes para que pasen de las palabras a la acción.

También llevan a cabo iniciativas en materia de formación y desarrollo, como la que realizan en el lago Nicaragua, donde se encuentra el archipiélago de Solentiname que da nombre al manifiesto. Un conjunto de islas de gran frondosidad emergiendo de las aguas, "como si alguien hubiera lanzado desde el cielo sobre el lago una colección de jardineras".

Allí, junto con la asociación APDS del sacerdote, poeta y ex ministro de cultura sandinista Ernesto Cardenal, a quien admira-, impulsa acciones de educación y desarrollo sostenible -artesanía, reconstrucción de escuelas, restauración de la iglesia, turismo sostenible- en una comunidad humilde, origen de la "misa campesina" y donde todos, desde los chiquillos hasta los ancianos pintan "o son capaces de hacer poesía incluso antes de saber leer o escribir".

www.mediterrania-cie.org/encuentroescritores

Otros enlaces relacionados:

  1. Concluye con éxito el I Encuentro de Escritores por la Tierra. Nicaragua 8-11 de marzo.

  2. No hay futuro sin compromiso. Por Sergio Corona (México)

  3. Solidaridad
    I Encuentro de 'Escritores por la Tierra' en Granada (Nicaragua)
    Por Joaquín Araújo.

www.infoecologia.com estuvo representada en Nicaragua por dos de su integrantes, miembros del Consejo Asesor del Encuentro y ponentes: Ricardo Aguilar y Arturo Larena

Estás en www.infoecologia.com