Semana Europea de la Movilidad
CALLES PARA TODOS

 Por Teresa Pérez Martín para Infoecología (marzo 2007).

“Calles para todos” es el tema previsto para la Semana Europea de la Movilidad que tendrá lugar del 16 al 22 de septiembre de 2007. 

Desde hace varios años, la Comisión Europea invita a las ciudades a organizar la Semana Europea de la Movilidad, cuyo objetivo es dar a conocer las ventajas de utilizar otros medios de transportes que el coche. La celebración de esta campaña supone la puesta en marcha de una medida permanente de promoción de los transportes sostenibles y una “nueva cultura de movilidad urbana”. Cada año es mayor el número de ciudades que se suman a esta iniciativa, hasta el punto de que pueden participar en un concurso y la Comisión otorga un premio al proyecto más innovador. Este año se lo ha llevado la ciudad de León, una de las tres ciudades finalistas del 2006: Budapest, Bolonia y León.

A pesar de la corta vida de esta campaña europea, ya se ha extendido la práctica de aquellas actividades que generalmente aportan buenos resultados; entre las cuales figuran: 

  • todas las relacionadas con los niños y jóvenes, tanto en los colegios como en lugares de ocio (conciertos, bandas locales de música, etc.);

  • las campañas de información al público en general, por cualquier medio de comunicación; tienen mayor éxito aquellas apadrinadas por personajes conocidos de la vida social;

  • la publicidad clara y concisa que transmita un mensaje positivo sobre los beneficios personales que se obtienen del uso del transporte público o de la bicicleta; las actividades de marketing en las que participen los comercios y tiendas del centro urbano;

  • las campañas que relacionan el uso del coche con los problemas de salud  (obesidad, problemas respiratorios, alergias, accidentes).

Sin embargo, la mayoría de las ciudades se enfrentan aún a bastantes retos, como por ejemplo, el de tener que organizar la campaña de información y el conjunto de actividades con un bajo presupuesto. La falta de financiación limita en gran medida el efecto y el alcance de la Semana de la Movilidad en muchas ciudades. Además, hay que señalar el hecho de que rara vez se realiza una evaluación del impacto a largo plazo de la campaña sobre el cambio hacia el uso de transportes sostenibles. Por otra parte, son pocos los políticos que se implican sinceramente en este tipo de iniciativa, pues piensan que los resultados de la campaña se verán en un futuro lejano, quizás cuando ellos ya no estén en el poder. 

Otro gran reto es mejorar la planificación del transporte en la ciudad durante la semana que dura la campaña. Esto requiere la previsión de incentivos para promover un transporte público de gran calidad, el uso de la bicicleta o los desplazamientos a pie y de coordinación con los usos del suelo en los niveles administrativos adecuados. Las soluciones han de ser «a medida», basarse en una amplia consulta del ciudadano y de las otras partes interesadas, y fijarse metas siempre con los ojos puestos en la situación local concreta. 

 

Teresa Pérez Martín es periodista freelance.

teresa.freelance@gmail.com 

Estás en www.infoecologia.com