Ciclo combinado
 ELCOGAS publica su primera Memoria de Sostenibilidad siguiendo los principios del GRI

Madrid, mayo de 2005 (Infoecología)

La compañía energética mediante gasificación de carbon integrado en ciclo combinado ELCOGAS  ha publicado su primera Memoria de Sostenibilidad siguiendo los principios del Global Reporting Initiative. 

 

El informe, realizado con el apoyo de la Fundación Entorno, recoge los datos referidos a 2003 y servirá a la empresa para evaluar su comportamiento, identificar mejoras y poder contar con datos esenciales para la confección de informes enfocados a la comunicación, tanto externa como interna.

 

ELCOGAS es referencia a nivel mundial en la generación de energía mediante el proceso industrial de gasificación de carbón, y otros combustibles, integrado en ciclo combinado (GICC); esto es, el combustible que utiliza la central eléctrica se gasifica antes de quemarlo, lo que supone una importante reducción de las emisiones contaminantes a la atmósfera. La planta de ELCOGAS, situada en Puertollano (Ciudad Real), es además la mayor del mundo en potencia para este tipo de tecnología punta.

 

Esta primera Memoria de Sostenibilidad es la continuación de un trabajo de recopilación de datos iniciado el año pasado, que dio como resultado la publicación de un Informe de Sostenibilidad. Ahora, la memoria actualiza y amplía esos datos para ajustarse a los criterios estándar que establece el GRI, organismo colaborador del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), cuya misión es desarrollar una serie de directrices estándar que las empresas puedan aplicar a la hora de elaborar sus memorias de sostenibilidad, incluyendo la dimensión económica, social y ambiental.

 

 

Eficiencia de la tecnología GICC

 

El proceso de la central de de Gasificación Integrada en Ciclo Combinado (GICC) de ELCOGAS consiste básicamente en transformar un combustible de bajo valor económico (con alto contenido en cenizas y bajo poder calorífico) y alto impacto ambiental, en un combustible limpio para ser utilizado en la turbina de gas del ciclo combinado, obteniéndose un aprovechamiento energético en esa transformación del combustible superior al 90%.

 

Por tanto, a pesar de la utilización de combustibles de baja calidad (con altos contenidos en cenizas y azufre), los resultados ambientales de la planta se encuentran muy por debajo de los límites actuales de emisiones permitidas y aventajan claramente otras tecnologías. 

 

De esta forma, la tecnología GICC permite hablar de un impacto ambiental global limitado frente a las centrales clásicas de carbón, lo que permite, además, reducir los costes de producción: los residuos se recuperan como subproductos, se requieren menores cantidades de agua y de combustible y se emiten menores cantidades de gases acidificantes y de efecto invernadero.

 

Los datos, recogidos en la última Memoria de Sostenibilidad de la empresa (con datos referidos a 2003), demuestran las ventajas inherentes a la tecnología GICC:

 

-         la producción de subproductos comercializables: En 2003 se vendieron 13.225 toneladas de cenizas,  12.666 de azufre y  1.309 de escorias, lo que supuso unos ingresos de más de 269 .000 euros.

 

  el azufre presente en el gas de síntesis como H2S, es recuperado en más del 99%, transformándose en azufre sólido puro para su venta.

 

-        menor producción de NOx (óxidos de nitrógeno) que en un ciclo combinado de gas natural. La tecnología GICC emite 0,07 g/kWh de SO2 (dióxido de azufre) frente al 2,15 del proceso de carbón pulverizado; 0,4 g/kWh de NOx (óxidos de nitrógeno), frente a 1,10 en el proceso de carbón pulverizado; 0,02 g/kWh de partículas frente al 0,27; y 727 g/kWh de CO2 frente a 774.

 

-        reducido consumo de recursos naturales, agua y combustible.

 

-        tecnología con potencial de conversión a la producción de Hidrógeno como combustible limpio de futuro (pilas de hidrógeno…).

 

-       la tecnología GICC permite su adaptación para producir electricidad con captura de CO2 para su posterior confinamiento.

 

Todo lo expuesto demuestra que la tecnología GICC es una alternativa válida para el uso del carbón como combustible fósil y que el proceso es menos contaminante que las centrales térmicas tradicionales. Su flexibilidad, en cuanto a combustible a usar, y a productos finales, asegura un método eficaz de producir energía de forma sostenible.

 

 

 

Contribución a un modelo energético sostenible

 

El objetivo de ELCOGAS es el de contribuir a un modelo energético que permita garantizar un abastecimiento suficiente y estable, condición imprescindible para cualquier hogar, industria o negocio.

 

A nivel mundial, la demanda energética está creciendo más rápido que la capacidad de generación, en un contexto en el que la energía se configura como un factor clave de desarrollo económico. De esta forma, una planificación del aprovisionamiento debe garantizar un precio final que permita seguir creciendo. El petróleo y el gas natural, localizados en un número reducido de países provocan altas oscilaciones en los precios. El carbón presenta una gran estabilidad de precios, condición en la que se basa la competitividad de ELCOGAS.

 

Además, el uso limpio del carbón mediante la tecnología GICC posibilita la revalorización de las reservas mineras autóctonas. Igualmente, hace posible el uso de combustibles sólidos alternativos, como residuos de refinería y biomasa, entre otros, contribuyendo a asegurar un alto grado de autoabastecimiento y favoreciendo la estabilidad económica.

 

Compromiso con el desarrollo local

 

A nivel local, ELCOGAS es el mayor proyecto industrial de los últimos años de Castilla-La Mancha, contribuyendo al aumento de la actividad económica local y regional, creando puestos de trabajo y apoyando la mejora de las infraestructuras de su área de influencia. En este sentido, es  impulsora del progreso de la zona de Puertollano y desarrolla su actividad en armonía con las necesidades de la población.

 

Asimismo, la relación de ELCOGAS con sus proveedores se basa en un compromiso sólido, donde se fomenta el respeto mutuo, la racionalidad económica y transparencia en la gestión; la relación con los empleados y clientes se basa en un compromiso de calidad, atención y dedicación.

 

ELCOGAS es empresa colaboradora de la Fundación Entorno y firmante del Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

 

 

Más información: www.elcogas.es

Estás en www.infoecologia.com