La columna verde

Eco-Pinceladas

Por ALG (2004).

www.infoecologia.com

Camino de la Primavera

Los pasados días hemos podido ver los habitantes de Madrid como se procedía a la poda de arbustos y  rosales, dando forma a los primeros para el mejor ornato de los jardines o parterres públicos donde se encuentran. 

En cuanto a los rosales diremos que ha sido el momento, y lo es todavía, para estaquillar en nuestros jardines particulares. Ocasión que hemos aprovechado para escoger de aquellas plantas que mejores flores nos dan y mas nos gustan, las estaquillas que hemos plantado en  macetas o en lugares idóneos del jardín.


Las que hemos puesto en macetas a sido con el fin de poder cambiarlas fácilmente de un lugar a otro, para estar más o menos resguardadas de las heladas o  de un sol demasiado fuerte, y así conseguir un buen enraizamiento para después de unos cuantos meses y,  cuando estemos seguros de haberlo logrado, proceder a su trasplante al lugar donde posteriormente van a crecer y ha desarrollarse para disfrute y gozo de todos nosotros.


Por otro lado, los almendros silvestres de la ciudad ya están llenos de flor y fragancia. Pasar por su lado es una bendición de olor y belleza con su blancura inmaculada; también los tulipanes han comenzado ya a  asomar sus picudas hojas verdes, verdes. Y por último, hemos observado también como las  yemas de los lilos están hinchadas y preparadas para romper a florecer. Todo va preparándose camino de la Primavera.


 Nevadas

Ha aparecido la  nieve con fuerza arrolladora en la mayor parte de la Península e islas adyacentes. En nuestra ciudad y hasta el momento, han sido amagos tenues de nevada fuerte. Afortunadamente,  las calles no se han teñido de blanco. Mejor. La nieve es un peligro grande  en la calle. Peligro incrementado por la existencia de los  numerosísimos excrementos caninos. La nieve los tapa y no se puede esquivar una cosa que no se ve. Como tampoco se ven, y que  insistir en ello, a  los amos de los perros limpiar  lo que  ensucian. Siguen sin querer colaborar.


 Tampoco se ve la labor limpiadora del  Ayuntamiento. Da la impresión de no tomárselo en serio porque la suciedad  sigue en las calles de la ciudad.

 ¿Operarios que las limpien?  Pues no  se ven.  Los ediles municipales deberían darse una  vueltecita, andando por supuesto, por cualquier  calle madrileña, del centro o del extrarradio, contemplarían lo que aquí se dice. En fin, tengan paciencia sufridos ciudadanos, estábamos hablando de nieve y mire donde hemos venido a parar. Por cierto, la sal preparada ¿no?.


Transporte contaminante y adaptado

Son distintos en cuanto a color, azul claro, más silenciosos y muchos menos contaminantes en la gran ciudad. Nos referimos a los autobuses de la EMT, propulsados con gas. Pero son muy pocos los existentes, al menos en la zona Norte por donde nos movemos. Pero esperemos que den buen resultado y que vayan sustituyendo a los de gasoil poco a poco.

 Era una cosa muy buena, pero que muy buena y las personas mayores lo agradecieron mucho mientras duró. Pero duró muy poco. Fue  breve la mejora. Pusieron el caramelo en la boca de los sufridos usuarios del transporte urbano y cuando empezaron a saborearlo, se lo quitaron. ¿Saben ya a que me refiero? ¿Lo han adivinado? Se lo diré. Me estoy refiriendo a los autobuses que inclinaban o bajaban su plataforma, mediante la pulsación de un botoncito que manejaba el conductor. El acceso y el descenso era más fácil para las personas mayores o con dificultad de movimientos. Había conductores que se hacían los “longuis” y dejaban sin pulsar el botoncito. 

Algunos usuarios se lo recordaban y entonces procedían a poner en marcha el mecanismo de inclinación. Ha pasado muy poco tiempo y ya parece como si se hubiera  estropeado en todos los vehículos de  la EMT, o que su uso contribuya a la contaminación ciudadana, creemos que no, pero ninguno efectúa ya este mecanismo. Si es contaminante bien está, pero si no lo es por qué no se emplea. Los miles de usuarios lo agradecerían. Y desde estas páginas de ecología se  denuncia.


 Arte que embellece

 Lo que eran instalaciones del Canal de Isabel II en la plaza de Castilla, es desde hace ya mucho tiempo una pequeña pero cuidada zona verde. Ahora el alto depósito de agua en dicho lugar,  luce desde hace unos días en su basamento de cemento, unas laminas relucientes que mas parecen o son espejos acrílicos donde se puedan reflejar las imágenes de su contorno. Forma parte de una iniciativa artística que trata de acercar el arte a los ciudadano. El arte toma las calles de Madrid.

Nosotros si hemos visto dicho depósito con estas láminas, pero como íbamos en el autobús, no pudimos comprobar si las imágenes efectivamente se reflejaban en ellas. De cualquier forma el efecto es agradable y es un ornato más en nuestra ciudad. Enhorabuena a la idea.

 

ALG es Periodista

Ver otras columnas de ALG