La columna verde

El proyecto europeo Euromed-Heritage (2002-2005)

Por Iván Marcos Fernández. El desarrollo rural busca la armonización entre la vida urbana y los espacios rurales. El objetivo es restaurar un equilibrio adecuado entre la ciudad y la vida rurales, tal vez, la tarea más grande que tiene el hombre hoy. Por tanto, supone una transformación de espacios rurales y de las personas que viven en ese territorio. La Declaración de Cork de noviembre de 1996, señalaba la importancia de las zonas rurales y de potenciar aquellos elementos y recursos productivos locales para un desarrollo sostenible, es decir, económico, social y respetando el medio ambiente.

 

Las zonas rurales representan un cuarto de la población europea, así como el 80% del espacio territorial europeo. En este sentido, la aplicación de planes, programas y políticas de desarrollo local, especialmente en zonas rurales, supone un elemento importante en la política económica y social de la UE.

 

El desarrollo local supone un elemento de tradición e innovación, en el cual los valores tradicionales forman parte esencial del tejido económico y social del desarrollo. Es preciso señalar por tanto una serie de actuaciones que potencien los recursos endógenos del territorio contando con la cooperación de los agentes locales, empresas y un intercambio equitativo de tecnologías.

 

Todos los factores mencionados anteriormente no serían posibles sin una óptima financiación regional y local de los planes y programas que se vayan a implantar en ese territorio.

 

El Proyecto EUROMED tiene el objetivo de combinar tradición más innovación en aquellos espacios que no gozan de un dinamismo económico y social que permita un desarrollo integral del territorio.

La aplicación del proyecto tiene como marco territorial los 12 países de la Cuenca del Mar Mediterráneo agrupando 22 equipos de investigación. Las zonas seleccionadas van a estar bajo 22 grupos de investigación que van a potenciar una determinada actividad en función de sus recursos. Los sectores de actividad económica son muy diversos, abarcan desde el vino hasta el aceite. El objetivo a corto plazo es potenciar estos recursos y que supongan un impulso en todos los sentidos para el desarrollo de la zona.

 

La metodología de trabajo será a través de grupos coordinados de investigadores en los diferentes países, por lo tanto se apuesta por grupos multidisciplinares. Seminarios, reuniones, jornadas, etc., servirán como elementos de puesta en común de los progresos o problemas de los 22 grupos de investigadores. El papel del geógrafo en este caso es importante pues servirá de análisis e identificación de problemas del territorio a través de las múltiples herramientas de la geografía como los SIG (sistemas de información geográfica), la cartografía, etc.

 

La financiación del proyecto y la puesta en marcha de los diferentes proyectos piloto exigen una financiación, elemento fundamental del proyecto junto con la etapa de seguimiento y control. Esta financiación procede de tres fuentes:

1.       Financiación europea.

2.       Cofinanciación nacional.

3.    Cofinanciación regional-local.

Las principales novedades que aporta el proyecto EUROMED son las siguientes:

-          Idea de proyecto piloto que se define sobre el territorio.

-          Cofinanciación nacional-local.

-          Financiación europea hasta el 80%.

-          Transferencia tecnológica norte-sur.

-          Visitas entre productores y agentes.

CONCLUSIONES

El 60% de la población mundial vive en zonas rurales; en Europa, un 14%. La importancia del desarrollo en estos espacios es un objetivo vital en las políticas de la UE, existiendo diversos fondos (FEOGA), programas (LEADER) y regiones objetivo que ayudan a los territorios sin una especialización productiva a descubrir los recursos de ese territorio y explotarlos de una manera sostenible.

El desarrollo desde esta óptica lo podríamos enunciar en una serie de principios, para los que este programa y otros con el mismo fin son necesarios:

-          Aumentar las perspectivas de crecimiento económico en el territorio.

-          Mejorar el marco de vida general de la población residente en la zona a través de infraestructuras, servicios, etc.

-          Condicionar un contexto económico más propicio que permita la inversión y la generación de capital.

-          Aprovechamiento y potenciación de recursos del territorio. Transformación tecnológica manteniendo las condiciones tradicionales y naturales del territorio.

-          Mejora de infraestructuras agrarias y diversificación de actividades económicas. Promoción y aprovechamiento económico de los recursos naturales y culturales del territorio.

Iván Marcos Fernández es licenciado en Geografía por la Universidad Complutense de Madrid

ivanmarc@mi.madritel.es

Sigue las novedades de la actualidad ambiental en EFEverde. El periodismo del medio ambiente: 

Efeverde en Facebook

EFEverde en twitter

EFEverde
www.efeverde.com