La columna verde

Buceadores de secano...

Por Pablo Aguilar (mayo 2003). Puede resultar irónico, pero la Comunidad de Madrid cuenta con la mayor cantidad de buzos certificados del territorio nacional, independientemente de la federación o sociedad a la que pertenezcan (PADI, FEDAS, SSI, ACUC...), de modo que cada fin de semana podemos ver una romería de vehículos plagados de pegatinas alusivas a este deporte saliendo por nuestras carreteras para acudir a la llamada del mar. 

Los buzos han pasado de ser meros observadores a convertirse en parte activa del mantenimiento de nuestra fauna y flora subacuática: es bastante común que los clubes, gracias a la financiación de cada vez más ayuntamientos costeros -que han visto cómo la práctica del buceo es un medio extra de ingresos para la industria de la zona- y a proyectos como A.W.A.R.E. de la asociación PADI, organicen salidas para desarrollar limpiezas de fondos y playas. 

Un auténtico batallón de buzos recorre nuestros fondos marinos en busca de materiales y restos de una actividad poco responsable con el medio. Las consabidas latas del refresco de turno y sus ya tristemente famosas abrazaderas, bolsas de plástico a la deriva, plomos de pesca... son lo más común que podemos encontrar, sin descartar auténticas extravagancias (ruedas, carritos de la compra, baterías...) que te hacen preguntar: ¿qué loco ha podido llevar eso hasta aquí?

Estas labores de limpieza sirven como ejemplo a toda una comunidad que desconoce en gran parte lo que ocurre más allá de la línea de flotación de un barco. Cada vez son más los centros de buceo que incluyen dentro de su programa de formación para nuevos buzos unas leves nociones de identificación de especies (lo cual aporta un aliciente añadido a la inmersión), de control de flotabilidad y de cómo un amante de esta práctica debe relacionarse con el medio. Una relación basada fundamentalmente en el exquisito respeto hacia los habitantes de nuestros mares, llevándose un buen recuerdo y dejando tan sólo... burbujas. 

Pablo Aguilar es instructor de buceo de Tsunami Diving School.