La columna verde

Coches de gas natural

Por Susana Vicens.- En todo el mundo circulan tres millones de coches de gas natural, la mayoría de ellos en Argentina y en Italia, donde llevan décadas haciéndolo.  Un coche convencional de gasolina con una inversión de unos dos mil euros puede funcionar también con gas. Es lo que se denomina un vehículo bicombustible.

El simple giro de un palanca en el interior permite cambiar de un sistema al otro. La reducción de emisiones de CO2 estaría en torno al  20 por ciento.  Pero hay más.  El gas puede ser competitivo incluso si se vende a un treinta por ciento más barato que la gasolina. De hecho esa es la diferencia de precio que hay en Argentina con la nafta como la llaman allí.

 

Coches más baratos y menos contaminantes

En España el Real Automóvil Club de Cataluña tiene un par de ellos . Curiosamente, uno no paso la ITV en Cataluña porque nunca habían visto un coche así; era el primer bicombustible que se adentraba en ese periplo burocrático. En breve tendrá su pegatina. La empresa Gas Natural posee también  alguno. Ellos lo tienen fácil para repostar. Porque como ya habréis deducido ese es el quid de la cuestión, en nuestro país: no hay surtidores de gas en las gasolineras. Bien es cierto que el depósito necesita mucho espacio, y una distancia de seguridad, pero hay áreas  de servicio suficientemente grandes.

Las que están en zonas urbanas tienen la ventaja además de encontrarse muy cerca la conducción.


Y entonces, ¿qué hace falta para que veamos más vehículos de este tipo por la carretera?


Aunque el oficio del periodismo obliga a contestar el ¿¿why??  ¿algún lector de Infoecología tiene una respuesta ?
   

Susana Vicens es periodista ambiental

Estas en www.infoecologia.com