Termicas

Rivas reprocha al Gobierno que salude la llegada de Kioto aprobando una central térmica en el sureste madrileño

Madrid, marzo de 2005 (Infoecología)

El alcalde de Rivas Vaciamadrid, José Masa Díaz, ha manifestado su sorpresa y decepción ante la decisión del Ministerio de Medio Ambiente de dar luz verde al proyecto de construcción de una central térmica de ciclo combinado en el municipio de Morata de Tajuña, en el sureste madrileño. 

 

El Gobierno municipal no entiende cómo a escasos días de la entrada en vigor del protocolo de Kioto, el Ejecutivo central se descuelgue ahora aprobando un proyecto que sólo augura perjuicios graves para el medio natural, explica el consistorio en uncomunicado.

 

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid recuerda que, según datos del propio Ministerio de Medio Ambiente, el sureste regional alberga el 75 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono que producen las industrias madrileñas. Y son estas industrias las que deben controlar sus emisiones para cumplir con Kioto. Por el contrario, el noroeste y norte de la Comunidad apenas acogen el uno por ciento de emisiones, añaden.

Critica a Medio Ambiente

"Y la tendencia de los gobiernos centrales y regionales es seguir concentrando en nuestro territorio este tipo de instalaciones, lo que supondría condenar a esta zona que alberga uno de los cuatro espacios naturales protegidos de la región, el Parque del Sureste, aunque apenas figure en la agenda medioambiental de la Comunidad de Madrid", advierte el primer edil.

 

A la población de los municipios del sureste de la región se les ha obligado a asumir los perjuicios que supone acoger instalaciones contaminantes como la cementera de Morata, el complejo industrial de Valdemingómez (en el que Madrid incinera sus desperdicios) o los seis proyectos de centrales térmicas diseminados por este territorio que están a la espera de aprobación.

 

"Las alternativas que se ofrecen ante el despilfarro energético y la irracionalidad de los consumos, sigue siendo fomentar instalaciones contaminantes que deterioran el medio ambiente, la salud y la calidad de vida de las personas. Nuestra zona ya viene sufriendo históricamente las más diversas agresiones medioambientales. Y este proyecto es una más", señala por su parte la concejala de Medio Ambiente de Rivas, Carmen Antonia Martínez.

El objetivo de Kioto

Las partículas contaminantes de esta nueva central se podrían situar en un radio de 20 kilómetros, por lo que no sólo afectaría a Rivas Vaciamadrid, sino a gran parte de los barrios del sur de la capital, fomentando las desigualdades que la planificación urbanística y territorial de la Comunidad de Madrid ha consolidado en los últimos años.

 

El alcalde de Rivas recuerda también que España está muy lejos de cumplir con Kioto. Nuestro país se comprometió a incrementar en 2012 un 15 por ciento las emisiones de dióxido de carbono (CO2) respecto a los niveles de 1990, año de referencia del protocolo. Actualmente ya hemos superado ese límite en un 45 por ciento.

Estás en www.infoecologia.com