Protocolo de Kioto

WWF: El plan nacional de derechos de emisión,  un primer paso hacia el cumplimiento de Kioto

Madrid,  junio de 2004 (Infoecología)

WWF/Adena valoró positivamente el avance del Borrador del Plan Nacional de Derechos de Emisión presentado por la Ministra de Medio Ambiente, ya que, en su opinión,  supone un cambio de tendencia del aumento continuado de emisiones en España. Sin embargo, advierte que los diferentes sectores deberán realizar un esfuerzo mucho mayor en el periodo 2008-2012 para cumplir los compromisos del Protocolo de Kioto.

 

Así lo indica esta ONG ecologista en un comunicado después de que la Ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, presentase el avance del Borrador del Plan Nacional de Derechos de Emisión de Gases de Efecto Invernadero, con el quel se da a conocer cuántos derechos le corresponden a los sectores incluidos en la Directiva Europea de Comercio de Emisiones.

 

Ante este hecho, WWF/Adena opina que el avance de borrador del Plan Nacional de Asignación de Derechos de Emisión marca un cambio de tendencia respecto al continuado aumento de emisiones que los sectores comprendidos en la directiva estaban experimentando, ya que supone un punto de inflexión y una pequeña reducción respecto a las emisiones de 2002.

 

Para Mar Asunción, responsable del Área de Cambio climático de WWF/Adena, “aún valorando el cambio de tendencia considera que es sólo un primer paso, ya que las emisiones anuales contempladas en el borrador suponen un aumento de un 31% respecto a 1990, cuando el compromiso bajo el Protocolo de Kioto para 2010 es de no incrementar más de un 15%. Por tanto, el esfuerzo decisivo deberá hacerse en el periodo 2008-2012, para que los sectores comprendidos en la Directiva asuman su parte de responsabilidad, que es el 40,5 % de las emisiones totales del Estado”.

El Plan Nacional de Asignación de Derechos de Emisión (PADE) establece  para el próximo trienio la estabilización en las emisiones de dióxido de carbono (CO2), con una reducción del 1,2 %.

 

Además deja para una segunda fase los recortes que permitirán a España cumplir los objetivos del Protocolo de Kioto en 2012.

Para no aumentar más del 15 por ciento sus emisiones respecto a los niveles de 1990, como establece Kioto, España tendrá que no sobrepasar sus emisiones más del 24 por ciento, comprar el 7 por ciento en el mercado internacional de compraventa de derechos de emisión y restarse el 2 por ciento por efecto de absorción de CO2 atribuidos a los bosques o sumideros.

En cuanto al sector eléctrico, esta organización considera que el gobierno ha sido generoso al asignarle un aumento de un 35,6 % respecto a 1990. No en vano, este sector es el responsable de un cuarto de las emisiones totales del estado y es el que presenta mayores posibilidades tecnológicas de reducción, por lo que tiene un potencial mayor. Sin embargo, WWF/Adena aplaude que  no se admita el “pool” o agrupación de empresas en el sector eléctrico para que el coste del CO2 recaiga sobre los combustibles más contaminantes como el carbón y el petróleo y se incentiven las tecnologías menos emisoras.

 

En cuanto a repartir el esfuerzo entre los sectores de la Directiva y los no incluidos, WWF/Adena comparte la tesis del gobierno de repartir la carga proporcionalmente a las emisiones, es decir que los sectores incluidos asuman las reducciones correspondientes en el 40,5% de emisiones de que son responsables para no sobrepasar el objetivo del Kioto. Asimismo, WWF/Adena pide que se promuevan desde el gobierno los instrumentos y el marco apropiado para conseguir las reducciones necesarias en el resto de los sectores, principalmente el transporte y el residencial.

Estás en: www.infoecologia.com