BIOGÁS. El biogás del vertedero de Valdemingómez será suficiente para un año de alumbrado público en Madrid.

Madrid, 22 de septiembre de 2002. La extracción del gas acumulado en el antiguo vertedero de Valdemingómez generará en su momento de mayor producción, una vez este operativo el sistema, unos 140 millones de kw/h, prácticamente el equivalente a lo que consume el  alumbrado público municipal de Madrid cada año.

Actualmente el Ayuntamiento de Madrid esta realizando los trabajos de sellado y desgasificación que el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de la capital está llevando a cabo en el antiguo vertedero de Valdemingómez.

Los objetivos de este proyecto son extraer el gas procedente de la descomposición de los materiales orgánicos depositados en el vertedero para producir energía eléctrica y evitar su emisión a la atmósfera, además de la recuperación medioambiental y paisajística.

El gas  se depura, se almacena, se introduce en los motores, se calienta agua y el vapor que se produce pasa a la turbina, que tiene una función de generación eléctrica y se producen los kilowatios que salen por un transformador directamente a la red, explican sus promotores.

"Es un proceso normal de generación de energía eléctrica partiendo de gas y en este caso se trata de biogás procedente de la fermentación de la materia orgánica de la basura de Madrid", señaló el alcalde en funciones, quien añadió que "se generará energía eléctrica durante 14 ó 16 años".

Hasta el momento se ha realizado el 70 por ciento de los trabajos de sellado, el 80 por ciento de las instalaciones de desgasificación, el 85 por ciento de las de producción de energía y el 30 por ciento de la recuperación paisajística.

Los trabajos de sellado consisten en cubrir el depósito de basuras con varias capas de distintos materiales -polietileno y geotextil- que evitan la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero, principalmente metano, e impiden que se introduzca el agua.

La extracción del gas se llevará a cabo a través de 280 pozos, 10 estaciones de regulación y medida automática y 140 líneas de entrada de biogás y va a evitar que se emitan a la atmósfera más de cuatro millones de toneladas de CO2.

Fuente: Ayuntamiento de Madrid/Concejalía de Medio Ambiente