ACEITES

  El 90% de los aceites sintéticos producidos en España se recicla

(Por María Revuelta Pascual)

Madrid, enero de 2003. . El 90 por ciento de las 250.000 toneladas de aceites minerales que se producen cada año en España para uso industrial se recicla para su posterior utilización, según David Altuna, director de ventas de Retra-Oil, empresa española especializada en reciclaje y transporte de residuos peligrosos.

Según Altuna, España está entre los países europeos que más reciclan aceites sintéticos, usados principalmente en la industria y el sector de la automoción.


Contenedor para la recogida de aceite de barcos en un puerto de Galicia

En el sector agrario es "donde se pierde" una mayor cantidad de aceites minerales, señaló, ya que este es el último que se ha incorporado al reciclado de este tipo de residuos, mientras que, en el polo opuesto, el sector del automóvil está "plenamente integrado" en la cadena de reciclaje.


Los aceites usados, gestionados por las empresas especializadas, pueden recibir dos tratamientos: la cogeneración, mediante la cual el aceite usado sirve para obtener electricidad, y la regeneración, a través de la cual el aceite se recicla para obtener de nuevo aceite que pueda servir como materia prima.


En el caso de otras sustancias peligrosas como disolventes, ácidos o envases vacíos contaminados "aún queda mucho camino por recorrer" para alcanzar a los aceites sintéticos, debido, en estos casos, a la carestía de las tecnologías necesarias o la falta de ellas.

Tratamientos físico químicos
Entre las técnicas utilizadas para el reciclado de sustancias peligrosas se encuentran los tratamientos físico-químicos, por los cuales un residuo peligroso deja de serlo al eliminar sus componentes dañinos, o la incineración, que es "muy poco usada" es España con respecto a otros países de la UE, debido a que se necesitan "tecnologías muy caras" para llevarla a cabo.


Otra técnica, explicó, es el "vertido de seguridad" de sustancias para las que no existen tecnologías necesarias para llevar a cabo su tratamiento adecuado, como son, detalló, los materiales de tipo algodones como trapos, y que consiste en su almacenamiento temporal con medidas de seguridad.


Sin embargo, aseveró Altuna, además de los avances en la gestión de estos residuos es "necesaria" una "labor conjunta" por parte de todos los actores sociales, que debe empezar, a su juicio, por que cada ciudadano "demande productos biodegradables" que obliguen a los fabricantes a sustituir los más peligrosos.

www.infoecologia.com