Residuos
La primera planta de reciclaje de residuos electrónicos de Madrid podrá tratar 30.000 toneladas de estos materiales cada año

Madrid, marzo de 2004 (Infoecología)

Más de 30.000 toneladas de residuos electrónicos, como ordenadores, electrodomésticos o teléfonos móviles podrán recuperarse cada año con la entrada en funcionamiento de una nueva planta de reciclaje en Madrid.

El consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y la presidenta regional, Esperanza Aguirre, destacaron la importancia del reciclaje y el tratamiento de "os materiales altamente contaminantes en la inauguración la planta de la empresa Recytel, en la que cada año se tratarán más de 30.000 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos usados, como ordenadores, algunos electrodomésticos y teléfonos móviles, entre otros.

Asimismo, reconocieron que "la revolución de las telecomunicaciones y la información" han dejado "un rastro de infinidad de aparatos en desuso", y explicó que una vez "agotada" la vida útil de los mismos engrosan los millones de toneladas de residuos que producen nuestras grandes ciudades".


Aguirre, que también estuvo acompañada por el consejero de Economía e Innovación Tecnológica, Fernando Merry del Val destacó que "algunos de los materiales de los que están fabricados estos aparatos como plomo, bromo, fósforo o cadmio son muy contaminantes", y agregó que "van a parar a los vertederos y, en la mayoría de los casos, sin ningún tipo de tratamiento previo".


2,5 hectáreas de terreno

Hasta esta instalación, situada sobre una parcela de 2,5 hectáreas en Campo Real, podrán llegar aparatos eléctricos y electrónicos procedentes de empresas y puntos limpios. Tras el tratamiento, los materiales serán derivados por separado a gestores autorizados de, por ejemplo, plástico, metales, circuitos impresos, cables, baterías, madera y cartón.


El proceso productivo de Recytel, con tecnología propia de clasificación y tratamiento de los equipos eléctricos, permitirá obtener materias primas secundarias como aluminio, cobre, hierro y plásticos con unos altísimos niveles de pureza, perfectamente aptos para su reutilización en la industria. Asimismo, se recuperará el vidrio de los tubos catódicos de ordenadores, una vez que se hayan limpiado sus cargas de plomo y fósforo.


Los aparatos electrónicos usados que lleguen a la planta serán depositados en un almacén al aire libre. A continuación, se desmontarán y se extraerán los componentes peligrosos y aquellos que requieren un tratamiento especial. Una vez descontaminado, el material será triturado y clasificado para, a continuación, poder obtener las materias primas que serán distribuidas y vendidas a gestores autorizados.


Los materiales que no puedan ser recuperados, serán depositados en vertederos. Mediante este proceso, manual en las fases en las que se requiere separar componentes tóxicos y peligrosos, se garantiza la recuperación de más del 80 por ciento de los materiales de aparatos electrónicos, con lo que se elimina el daño ambiental que supondría desecharlos. Además, la planta garantiza la producción de electricidad a través de 476 paneles fotovoltaicos, que permitirán la producción de 56.650 kilovatios al año y evitarán la emisión a la atmósfera de 60.640 toneladas de CO2 y 169,94 kilogramos de óxidos de azufre al año.

 

Más de un millón de euros en ayudas

La Comunidad de Madrid ha concedido ayudas por valor de 1.046.593 euros a la empresa Recytel para la instalación de la planta inaugurada hoy.La Consejería de Economía e Innovación Tecnológica otorgó a Recytel, SA, una subvención de 946.593 euros, cifra que supone algo más de 10 por ciento de la inversión realizada por la empresa, que asciende a 9,18 millones de euros.

 A esta ayuda hay que sumar la concedida a través de la Dirección General de Industria, Energía y Minas, que ha subvencionado con 100.000 euros la instalación del sistema de energía solar con que cuenta la nueva planta de Recytel.


200.000 toneladas de basura electrónica al año en España

La planta Recytel cumple los requisitos que imponen las normativas de residuos vigentes en Madrid y España, y las específicas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. El Grupo de Trabajo para los Residuos Eléctricos y Electrónicos de la Unión Europea ha dicho que estos materiales representan el 4 por ciento de la basura total en Europa.

En España se generan cada año unas 200.000 toneladas de estos componentes. Según algunas estimaciones, si se logra reciclar el 70 por ciento de estos desechos, se podrían recuperar más de 90.000 toneladas de metales, 30.000 toneladas de plásticos y 13.000 toneladas de vidrio.

Estás en www.infoecologia.com