Plan Hidrológico
Administración, ONG´s y sindicatos discrepan respecto al informe de la Comisión Europea sobre el PHN

Para el Ministerio es el inicio de la financiación del trasvase del Bajo Ebro y para las ONG su desautorización

Madrid, marzo de 2004 (Infoecología)

El informe de Buselas sobre el Plan Hidrológico Nacional ha sido recibido de forma diversa. Mientras para la administración medioambiental española entiende que es el comienzo de los  trámites para poder financiar el trasvase del Bajo Ebro, SEO/Birlife y CC.OO entienden que es un varapalo y exigen su paralización. Reproducimos a continuación los tres comunicados:

Tras admitir la solicitud del Gobierno español a finales del pasado año

La Comisaría de Política Regional de la UE ha comenzado ya los trámites para poder financiar el trasvase del Bajo Ebro

El Ministerio de Medio Ambiente se felicita y recuerda que España tiene derecho a los fondos porque el trasvase es un proyecto que cumple todas las directivas ambientales, aporta  progreso y cohesiona el país

5 mar.04.- La Comisaría de Política Regional de la Comisión Europea ha comenzado ya los trámites para poder financiar el trasvase del Bajo Ebro, previsto en la Ley del Plan Hidrológico Nacional, después de admitir la solicitud realizada por el Ministerio de Medio Ambiente a finales del pasado año.

Para ello, la Comisaría que dirige Michel Barnier, ha iniciado el procedimiento ordinario que consiste en la consulta a los distintos servicios de la Comisión, como las comisarías de Mercados Públicos, Medio Ambiente, Agricultura o Presupuestos, entre otras, y que culminará con el informe definitivo sobre la asignación de los fondos.

El Ministerio de Medio Ambiente se felicita por esta decisión y recuerda que España tiene derecho a los fondos porque el trasvase del Bajo Ebro es un proyecto que cumple todas las directivas ambientales, aporta progreso socioeconómico y cohesiona el país.

El pasado 29 de diciembre el Gobierno español presentó ante la Unión Europea la petición para este proyecto de los fondos europeos que corresponden a nuestro país, tras la finalización de todo el proceso administrativo. Este proceso se inició con la aprobación de la Ley del Plan Hidrológico Nacional, con la elaboración del proyecto del trasvase del Ebro, su evaluación estratégica ambiental, la formulación de la preceptiva declaración de impacto ambiental (DIA) y su aprobación definitiva conforme a las 210 medidas establecidas por la DIA.

La petición de cofinanciación asciende a 1.262 millones de euros -el 30 por ciento de los 4.207 millones de euros que cuesta la obra-, y se ha articulado en cuatro solicitudes, una para el Fondo de Cohesión y tres para el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Junto a la solicitud, el Ministerio de Medio Ambiente adjuntó la Declaración de Impacto Ambiental y el certificado de Red Natura 2000 expedido por la Dirección General de Conservación de la Naturaleza, donde se constata que este proyecto "no tiene afecciones significativas".

El Gobierno español mantiene la colaboración con las distintas comisarías que han trabajado en éste y otros proyectos del Plan Hidrológico Nacional, y que ha llevado a la obtención de financiación europea para muchos de ellos. Además, ha remitido toda la información que en diferentes momentos del proceso se le ha solicitado por parte de los servicios de la Comisión
.

SEO/BirdLife considera que el informe de la Comisión Europea es crucial para detener la financiación del trasvase del Ebro

Madrid, 8/03/04 Desde hace más de tres años años, la Comisión Europea está reclamando al Gobierno español estudios y datos para poder valorar si el Plan Hidrológico Nacional y su mayor obra, el trasvase del Ebro, cumplen con la normativa comunitaria en materia ambiental. Sin embargo, las aclaraciones del Ministerio de Medio Ambiente no satisfacen estas demandas ya que el informe que la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea ha remitido a la Dirección General de Política Regional (que debe autorizar la financiación) no termina por dar el visto bueno al proyecto de trasvase del Ebro.

El informe, conocido desde el pasado sábado día 6 de marzo a través de varios medios de comunicación, señala que no se puede asegurar la viabilidad ambiental y económica del trasvase, y desaconseja su financiación con cargo a los fondos europeos. SEO/BirdLife ha sido una de la asociaciones conservacionistas que ha presentado informes y alegaciones en contra de este proyecto y considera que este último informe de la Directora General de Medio Ambiente de la Comisión Europea es absolutamente coherente con la política medioambiental de la Unión Europea. No se trata de un informe definitivo, pero su contenido es muy contundente y las dudas e indefiniciones que plantea serán difíciles de solventar por parte del Ministerio de Medio Ambiente.

El trasvase del Ebro es un proyecto faraónico que tendrá graves repercusiones ambientales y sociales, tanto en la cuenca donante como en las cuencas receptoras. El Gobierno ha convertido su puesta en marcha en una cuestión de Estado, a pesar de la imposibilidad física de realizarlo a medio plazo por falta de recursos hídricos a trasvasar y por su inviabilidad económica. Es hora ya de dejar paso a una gestión del agua basada en la contención de la demanda. Hay que poner en marcha una nueva cultura del agua, basada en el ahorro y en la reducción del consumo.

Por una nueva cultura del agua

El Plan Hidrológico Nacional insiste en una política hidráulica basada en el impulso de la oferta, optando masivamente por unas infraestructuras que pretenden multiplicar un recurso en realidad cada vez más escaso. Lejos de prepararnos para una drástica reducción en la disponibilidad del agua a consecuencia del cambio climático, se mantiene un modelo de gestión insostenible que genera una demanda galopante y descontrolada.

SEO/BirdLife solicita una vez más al Gobierno español que derogue el Plan Hidrológico Nacional y que descarte definitivamente la construcción de grandes embalses y trasvases y ponga en marcha un modelo de gestión hidrológico más eficiente.

 

Ante el rechazo de la Comisión Europea
CCOO pide la paralización del trasvase del Ebro

 

La Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea ha elaborado un informe en el que desaconseja las ayudas solicitadas por el Gobierno español para el trasvase del Ebro, previsto en el Plan Hidrológico Nacional (PHN). El rechazo de la Comisión es tan claro y contundente que CCOO pide la paralización del trasvase del Ebro.

 El informe confirma las objeciones que CCOO y otras organizaciones han hecho al trasvase del Ebro, en concrerto, que los beneficios del proyecto –en términos de empleo, por ejemplo- están sobrevalorados y que, por el contrario, no se tienen en cuenta determinados costes. El trasvase es inviable tanto desde el punto de vista económico como desde el medioambiental.

 

En este sentido, el estudio de impacto ambiental muestra graves deficiencias y no garantiza la biodiversidad y la protección de las especies afectadas, especialmente en el delta del Ebro, cuyo ecosistema y trabajadores ven amenazado su futuro y sus puestos de trabajo. Tampoco se han estudiado con suficiente atención otras alternativas al trasvase, como la desalación. El informe confirma la advertencia de CCOO del engaño a las poblaciones que esperan el agua del Ebro, dado que el caudal previsto para los próximos años no garantiza la posibilidad de trasvasar agua. Las alternativas reales a la escasez de agua para las poblaciones del Levante son otras.

 

CCOO exige la elaboración de un nuevo Plan Hidrológico Nacional que recoja los siguientes cambios:

 

  1. Debe orientarse hacia la gestión de la demanda en vez de continuar con las políticas de oferta, cuyo efecto es el de disparar una demanda cada vez más difícil de satisfacer.

  2. Debe resolver de forma definitiva los problemas derivados del mal estado de las redes de distribución, que siguen siendo el mayor factor de pérdida del recurso y  establecer un adecuado mantenimiento de las mismas, lo que generá empleos en cantidad y calidad.

  3. Debe revisar los proyectos de nuevos embalses, particularmente en los casos donde las afecciones sociales y medioambientales son más significativas.

  4. Debe contemplar las posibilidades reales de los nuevos avances tecnológicos que permiten la reutilización, la potabilización y la desalación.

  5. Debe adoptar un modelo de desarrollo territorial sostenible.

www.infoecologia.com