Ornitología/Gripe Aviar
SEO: El riesgo de que la gripe aviar llegue a España por las aves migratorias es muy bajo

Madrid, agosto de 2005 (Infoecología)

Aunque las rutas migratorias de las aves que llegan a España para invernar o de paso hacia tierras más meridionales no pasan generalmente por las zonas afectadas por la gripe aviar, algunas especies, aunque en muy escaso número, sí arriban al territorio peninsular. Por ello, SEO/BirdLife considera conveniente estudiar  algunas medidas de precaución a pesar de que considera que los riesgos (en la situación actual) son muy bajos.

 

Se sabe que cepas poco patogénicas de gripe aviar están presentes habitualmente en las aves silvestres, y en especial en las aves acuáticas, aunque generalmente en pequeña proporción y no causan necesariamente enfermedad o, según los casos, pueden afectar de forma leve. Según han informado expertos en la materia de la Unión Europea, existen virus de gripe aviar del tipo H5 que de forma ocasional pueden volverse repentinamente muy patogénicos como consecuencia de determinadas mutaciones. Estas cepas pueden causar mortalidades elevadas en aves de granja, y de forma muy rara en aves silvestres (con un solo registro anterior a 1997, año en que apacere el H5N1).

 

La trasmisión del virus en aves de granja resulta más fácil por el estrecho contacto y exposición a heces y otras secreciones que pueden contener el virus. En el sudeste de Asia, el manejo de las aves domésticas, que con frecuencia permite que las aves domésticas se mezclen con las aves silvestres (principalmente aves acuáticas), hace más fácil que sea posible la transmisión del virus a las aves acuáticas migradoras.

 

El virus H5N1 se está extendiendo, con focos recientes en China, Kazastán, Mongolia y algunas regiones de Rusia. La expansión del virus parece estar, en principio, más directamente relacionada con los movimientos de aves domésticas. Se conoce, sin embargo, un antecedente en el lago Erkhel, en la provincia de Kovsgol de Mongolia, donde la gripe aviar se ha detectado en diversas especies de aves acuáticas silvestres migradoras que en principio no parecen haber estado en contacto con aves domésticas. En este caso, como en otros que han afectado a aves silvestres, la enfermedad rápidamente se auto-limita. Unos 100 ejemplares (de un total de 6.500 aves) murieron en el lago donde tuvo lugar el brote. Un test realizado posteriormente en 139 ejemplares silvestres en esa misma localidad y otra cercana dio resultado negativo1.

 

Teniendo en cuenta la situación, y en virtud de la información disponible hasta la fecha por BirdLife International, la organización SEO/BirdLife considera conveniente precisar una serie de puntos:

 

1.      Desde una perspectiva española, y en lo que a aves silvestres se refiere, se debe hacer hincapié en la necesidad de realizar controles sanitarios muy estrictos en cualquier importación de aves silvestres de las regiones afectadas. Posiblemente la mejor medida sea suspender este tipo de comercio que pueda proceder de las regiones afectadas de Asia.

 

2.      De la experiencia que se deriva de este brote de gripe aviar se debe extraer la conclusión preliminar de que una medida de cautela importante es evitar en lo posible que las aves acuáticas de corral se mezclen con aves acuáticas migradoras. Para ello, debe siempre aplicarse el principio de precaución para evitar que posibles afecciones de diverso tipo que puedan afectar a las aves de granja, pueda llegar a transmitirse a las aves silvestres con el riesgo añadido de que éstas, en sus migraciones, puedan llevar un problema local y puntual a otras regiones del mundo.

 

3.      Algunas especies de aves acuáticas migradoras que invernan en España pueden llegar de regiones remotas de la tundra de Siberia2, tales como la Barnacla Carinegra o el Ánsar Campestre, las dos en muy escaso número. En el caso del Ánsar Campestre, sus lugares de invernada en España se han reducido hasta prácticamente desaparecer como invernante, posiblemente por causas más relacionadas con el cambio climático, ya que sus poblaciones reproductoras se mantienen en buen estado de conservación. Dependiendo de la severidad del invierno, hay años en que la llegada de estas aves puede ser mucho más numerosa. Algunas otras especies realizan migraciones de larga distancia (desde el norte de Siberia) y llegan en pequeños números en los pasos migratorios hacia África o de regreso a los lugares de cría, como el Correlimos Zarapitín, un limícola bastante escaso en nuestro territorio durante las migraciones. Todas estas aves habitan áreas remotas y generalmente despobladas, por lo que la posibilidad de que puedan llegar a ser portadores de enfermedades contagiadas por las aves de granja es muy baja. A ello se suma la gran escasez con la que llegan a nuestro territorio. Hay que tener en cuenta además que las migración es una actividad energéticamente muy costosa para las aves, y solamente las que presentan un buen estado de salud pueden abordar migraciones que en muchos casos entrañan desplazamientos de miles de kilómetros.

 

4.      A través de la amplia red de anilladores de España, existe la posibilidad de tomar las muestras necesarias para el análisis de aquellas especies de aves migradoras que con mayor probabilidad proceden de Siberia.

 

Estás en www.infoecologia.com