Viajes / Santiago de Compostela
Los Tapas y platos de vigilia en Compostela: la tentación deja de ser pecado

Por Laura Vieiro  (marzo de 2007)

Los católicos practicantes y los aficionados a la gastronomía en general que se acerquen esta Semana Santa a algunos de los bares más emblemáticos de Santiago de Compostela podrán comprobar que, al menos por unos días, la tentación no será pecado porque llegan las tapas de vigilia.

Mañana lunes la Pascua arrancará en Compostela con una propuesta innovadora impulsada desde la concellería de Turismo del Ayuntamiento compostelano. A las tradicionales procesiones, actos religiosos y recitales de música contemplativa en las iglesias se unirá, por primera vez, la iniciativa "Sabores de pasión".

Así, hasta el 8 de abril, restaurantes, cafeterías y bares se unen a la celebración de la Pascua ofertando tapas y menús especiales que incluyen como ingredientes básicos algunos de los mejores productos de la gastronomía gallega, eso sí, exceptuando la carne.

Los establecimientos que participan en esta iniciativa del Concello compostelano ofrecen un nutrido repertorio de tapas para aquellos que respeten el período de cuaresma, que se prolonga 40 días, desde el miércoles de ceniza hasta el domingo de ramos, y durante el cual los dictados del catolicismo prohíben comer carne los viernes, aunque no hay que ser creyente para poder degustar esa delicia.

Locales como el Senra, el Ambitus Veter, A Taberna do Bispo, Casa Rosalía o Pintxos se suman a la oferta de estas "Tapas de Vigilia", también llamadas "14 estaciones", en alusión al número de paradas de la procesión del Vía Crucis.

La encargada de A Taberna do Bispo, situada en la emblemática Rúa do Franco, señaló a Efe que la tapería agasajará a los que lo soliciten con aperitivos como brochetas de langostinos y calamares, así como con algunos de los mariscos más característicos de las rías gallegas, como vieiras, almejas o mejillones.

No obstante, destacó que, hasta este momento, ningún cliente ha solicitado este tipo de tapas y platos, ya que fue ayer cuando les llegó el cartel identificativo conforme el bar se suscribe a esta iniciativa y que colocaron en la puerta para que los que transeúntes de la emblemática calle conozcan esta original propuesta.

Mercedes González, encargada de la tapería Senra, ubicada en la calle del mismo nombre, aseguró igualmente que tampoco ha recibido ninguna petición, pero incidió en que espera que esto cambie durante los próximos días.

Los aperitivos habituales del local, que suelen componerse de tortilla española y algo de acompañamiento, se sustituirán durante estas fiestas por pinchos de chipirón a la plancha, sándwiches vegetales, tartaletas de ensaladilla o tortilla rellena, entre otras recetas 'delicatessen'.

El cocinero del bar Pintxos, José Varela, aseguró que, todos los años por esta época, elabora más platos y tapas con ingredientes como pescado o verdura para sus clientes con recetas que normalmente son "improvisadas".

Sin embargo, indicó que el local no prevé variar mucho su oferta para estos días porque "no hay mucha gente que practique la abstinencia de carne" en el período de cuaresma, puntualizó.

Varios de los restaurantes de mayor renombre de la ciudad ofrecerán además una carta de menús especiales para esos días.

Así, el restaurante Carretas, situado en la calle del mismo nombre, incluirá recetas como fideos con marisco y pescado, dorada al horno y el famoso "potaje de vigilia", compuesto por garbanzos, verdura, bacalao y lentejas, entre otros ingredientes.

El encargado del local, Manolo, aseguró que, estos últimos viernes, algunos clientes solicitaron estos platos, pero incidió en que esperan que la demanda se incremente durante las próximas jornadas y se extienda, además, a los restantes días de la semana.

Por su parte, el gerente del restaurante San Clemente, Manuel Rodríguez, informó de que ayer mismo recibieron unas cuatro o cinco solicitudes de clientes para degustar algunos de estos menús especiales, por lo que calificó la acogida de esta propuesta como "bastante buena".

En cuanto a la oferta gastronómica de la casa, los católicos practicantes pudieron disfrutar durante la jornada de ayer de una menú compuesto por una sopa de pescado y merluza a la gallega. Todos los días, el restaurante tiene tres menús de vigilia diferentes, cada uno de ellos con un precio aproximado de 18 euros.

Por su parte, Paula, la encargada de la Creperie Cre-Cotté, ubicada en la Praza da Quintana, destacó que los trabajadores de este establecimiento recibieron y colocaron el cartel identificativo el pasado martes, si bien señaló que, hasta el jueves de la próxima semana, sus clientes no podrán disfrutar de esta oferta.

Así, jueves, viernes y sábado, los que lo deseen podrán escoger cada día entre tres menús diferentes: uno de ellos se compone de un potaje de vigilia realizado con garbanzos, espinacas y bacalao; e otro es una ensalada "nogal" elaborada básicamente con frutos secos, frutas y queso, lubina a la plancha; y el tercero es una crepe, especialidad de la casa a base de atún, bechamel y gambas.

El Café Casino, situado en la Rúa do Vilar, también se suma a esta iniciativa coincidiendo "una solicitud de cuatro personas" para ese tipo de menús que ofrecen al precio de diez euros.

Entre las propuestas del conocido local compostelano incluyen recetas como sopa de rape, berenjenas rellenas, crema de puerros o calamares rellenos.

En definitiva, los locales de la capital gallega incluirán una oferta imaginativa para que tanto los católicos fieles a la tradición cuaresmal como los demás visitantes y los propios residentes puedan degustar en estas fechas de especialidades gallegas, en particular de marisco o pescado, sin por ello caer en la tentación del pecado.

Estás en www.infoecologia.com