Tortugas/Pesca
Los anzuelos circulares reducirían un 90% la mortalidad de tortugas marinas en el Pacífico

Madrid, junio de 2005 (Infoecología)

Los resultados preliminares del primer experimento que se realiza a gran escala con anzuelos especialmente diseñados para evitar la muerte de tortugas se han presentado en la reunión de la Comisión Interamericana de Atún Tropical que se lleva a cabo en Lanzarote. Los resultados indican que los anzuelos circulares pueden reducir en un 90 por ciento el número de tortugas marinas que mueren en la pesca de palangre del Pacífico Oriental, según afirmó WWF/Adena.

La muerte accidental –provocada por operaciones pesqueras con palangre– es una de las principales causas del alarmante descenso de tortugas laúd y boba, cuya población ha disminuido en mas de un 90% en las pasadas dos décadas.

Los resultados de la investigación que se llevó a cabo durante todo un año, con la participación de 115 operaciones pesqueras, encontraron que la pesca accidental se reduce de forma drástica al reemplazar los anzuelos “J’  por circulares. “Esta es una situación en la que todos ganan. Nuestro principal objetivo era salvar a las tortugas sin que esto afectara el negocio de los pescadores. Los resultados preliminares indican que hemos encontrado una solución. Todo parece indicar que los anzuelos circulares son una herramienta eficaz en nuestros esfuerzos por resolver este urgente problema de conservación,” dijo Moises Mug, Coordinador de Pesca para el programa de América Latina y el Caribe, de WWF/Adena.

Durante el año pasado, las operaciones pesqueras de atún y de dorado usaron anzuelos circulares de dos tamaños, uno pequeño y uno grande. Los anzuelos grandes redujeron el número de tortugas marinas que fueron enganchadas en un 88% en la pesca de atún, y en un 37% en la pesca de dorado. Los anzuelos más pequeños no fueron tan eficientes, pero aun así, la reducción de pesca accidental fue del 44 y 16% respectivamente.

“Pensamos que la tasa de mortalidad disminuyó aún más porque hay menos posibilidades de que las tortugas se traguen los anzuelos de forma circular, en comparación a los anzuelos de forma J”, indico Kim Davis, Subdirectora del Programa Marino de WWF-US. “Los anzuelos circulares se enganchaban generalmente en la zona de la boca de la tortuga, facilitando que sea desenganchada sin ocasionarle heridas serias”.

Al obtener la tasa de supervivencia de tortugas enganchadas, los investigadores estimaron que los ganchos circulares redujeron la mortalidad de tortugas marinas del 63 al 93% en la pesca de atún, y del 41 al 93% en la pesca de dorado, dependiendo en el tamaño del gancho utilizado.

 

Otro dato alentador, fue que las tasas de captura de atún fueron casi idénticas tanto con el uso de anzuelos circulares, como anzuelos J.  La tasa de pesca de dorado fue un poco mas baja con el anzuelo circular, por lo que los investigadores han indicado que es necesario mejorar las técnicas de pesca y de entrenamiento para cerrar esta brecha.

La investigación se realizó en colaboración con grupos de interés en el tema: el gobierno, la industria pesquera, pescadores y cooperativas, y grupos ambientales. “Debemos reconocer que los lideres de este esfuerzo son el gobierno de Ecuador y los pescadores”, dijo el Sr. Mug. “Su interés por experimentar con estos anzuelos es un ejemplo a seguir por otras naciones. Estas pruebas están en etapa de expansión para involucrar operaciones pesqueras en otras 10 naciones del Océano Pacifico, con el apoyo de WWF/Adena y de sus socios. “Felicitamos tanto a los pescadores como al gobierno del Ecuador, a la Comisión Interamericana de Atún Tropical y a todos los que ayudaron a que estas primeras pruebas fueran exitosas”, añadió el Sr. Mug. 

Los pescadores participaron en los seminarios de formación, mientras que expertos en seguimiento ayudaron a recolectar datos a bordo de las embarcaciones. El asesoramiento técnico fue desarrollado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), el apoyo logístico y la financiación por el Gobierno de Ecuador, grupos de pesca locales, WWF/Adena, el Concejo de Administración Pesquera del Pacífico Occidental (Western Pacific Fishery Management Council) y Conservación del Océano (The Ocean Conservancy).

Notas para el Editor

WWF/Adena, la organización mundial de conservación, dirige o apoya el trabajo de conservación de tortugas en 45 países y participa en las principales discusiones internacionales sobre políticas de conservación de tortugas. En el Pacífico Oriental, WWF/Adena tiene una larga historia de compromiso constructivo en el trabajo de la IATTC para reducir la pesca incidental, y ahora esta representada formalmente en la Comisión. En el Pacífico Occidental, WWF/Adena ha ayudado a implementar las nuevas políticas de la Comisión Pesquera Pacífico Occidental y Central, lo que será importante en la reducción de la captura incidental de tortugas en la pesca con palangre.

"Los científicos estiman que al  menos 200.000 tortugas bobas y 50.000 tortugas laúd son capturadas anualmente por la pesca comercial con palangre de atún, pez espada  y otros peces. Vea: Rebecca L. Lewison, Sloan A. Freeman y Larry B. Crowder, las Cartas de Ecología, (2004) 7: 221-231. Cuantificando los efectos de la pesca en especies amenazadas: el impacto de palangre pelágico sobre las tortugas laúd y boba.

Informe en  www.worldwildlife.org

Estás en www.infoecologia.com