Forestal
Gavà colaborará con WWF/Adena para frenar las talas ilegales

Madrid, Octubre de 2005 www.infoecologia.com

Tras el lanzamiento del observatorio de WWF/Adena “Ciudades por los Bosques”, la organización felicita al Ayuntamiento de Gavá por su nueva política de compra pública para evitar el consumo de productos de madera y papel procedentes de talas ilegales. El Ayuntamiento catalán se suma también al WWF-Grupo 2000 para colaborar con WWF/Adena en la lucha contra las talas ilegales y promover un consumo responsable de madera y papel.

 

El Ayuntamiento de Gavà ha presentado hoy su nueva política de compra pública de madera y papel basada en evitar el consumo de los productos procedentes de talas ilegales. El Ayuntamiento catalán ha puesto en marcha unas medidas de consumo responsable de madera y papel con el objetivo de eliminar de su cadena de suministro los productos procedentes de talas ilegales e insostenibles. Además, Gavà dará prioridad a los productos certificados por el sello FSC, único sistema de certificación forestal que cuenta con el apoyo de la ONG sociales y ambientales de todo el mundo.

 

Hasta el momento, a pesar de las recomendaciones de la Unión Europea y de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), solamente Barcelona, El Prat de Llobregat y Sant Boi de Llobregat habían desarrollado y puesto en marcha esta política. Lo que significa que menos del 1 por ciento de los municipios españoles toman actualmente medidas para minimizar el impacto de su consumo en los bosques del planeta.

 

Félix Romero, Responsable del Programa Forestal de WWF/Adena, recuerda: “Las Administraciones públicas deben ser conscientes del impacto ecológico y social que causan al no evitar la compra de productos de madera procedentes de talas ilegales. Los organismos públicos no deben tener en cuenta solamente el menor precio en una obra, sino también el menor coste social y ambiental de sus actuaciones.”

 

Las Administraciones públicas españolas gastan más de 2.100 millones € al año en productos de madera y papel cuyo origen desconocen, el 18% de un mercado en el que las dos terceras partes de lo que se consume es importado. Sin embargo, estos productos, cuyo uso es preferible frente al de otros más contaminantes como plásticos o metales, proceden con demasiada frecuencia de las talas ilegales e insostenibles que están destruyendo los últimos bosques vírgenes del planeta y la biodiversidad forestal mundial.

 

Gavà se ha incorporado también al WWF-Grupo 2000, la iniciativa de esta organización en la que empresas, administraciones públicas y otras entidades vinculadas al consumo de los productos forestales colaboran para motivar la gestión social y ambientalmente responsable de los bosques del planeta.

 

Desde el lanzamiento de “Ciudades por los bosques”, WWF/Adena ha conseguido implicar ya a 37 ayuntamientos. De todos ellos, sólo cuatro están en la lista verde, 16 en la ámbar y 8.101 en la roja. Estos datos aparecen recogidos en el Observatorio interactivo que WWF/Adena ha creado en su página web mediante el cual los ciudadanos pueden consultar en todo momento cuál es el grado de compromiso con los bosques de su Ayuntamiento.

 

NOTAS

 

  •  “Ciudades por los Bosques” y Observatorio Interactivo: www.wwf.es.

 

 

 

 

El Forest Stewardship Council (FSC) o Consejo de Administración Forestal es una organización internacional independiente, no gubernamental y sin ánimo de lucro que se constituyó en Toronto (Canadá) en 1993 para promover la gestión forestal ambientalmente responsable, socialmente beneficiosa y económicamente viable de los bosques de nuestro planeta.  El FSC es el único sistema de certificación forestal que está basado en el equilibrio de intereses sociales, ambientales y económicos, tanto a escala global como local, y cimentado sobre los principios de participación social, verificación independiente y transparencia. Sus miembros son representantes de la industria, ONG, selvicultores, grupos indígenas, etc. de países del Norte y del Sur y su objetivo es promover una gestión forestal económicamente viable, socialmente beneficiosa y ambientalmente responsable en los bosques de todo el mundo. El FSC ha certificado 51 millones de hectáreas de superficie forestal y más de 3.500 cadenas de transformación de productos en todo el mundo.

Estás en www.infoecologia.com