Sequía
Un decálogo para enfrentarse a la escasez de agua

Madrid, julio de 2005 (Infoecología)

Para WWF/Adena, los periodos de sequía son un fenómeno propio del clima mediterráneo que se va a potenciar por los efectos del cambio climático. Por ello, la sequía debe considerarse como un dato de nuestra realidad a tener en cuenta permanentemente a la hora de planificar la gestión del agua. Una correcta gestión puede amortiguar los peores efectos de este fenómeno. 

Hay que cambiar políticas y prácticas de consumo del agua, tal y como recomienda la OECD y la UE en su Directiva Marco de Agua (DMA). Ante esta situación, WWF/Adena propone un decálogo de buenas prácticas para enfrentarse a la escasez de agua.

 

Nos encontramos ante un año de sequía y cada semana vemos como las reservas de agua embalsada disminuyen y nadie puede prever con certeza si el próximo año nos compensará con lluvias o continuará siendo seco. Las zonas del país más afectadas por el momento son los Pirineos, Cataluña, la Cuenca Alta del Tajo y la Cuenca del Segura. Ante tal situación sólo queda ser previsor, aumentar la eficacia en el uso del agua y ahorrar cuanto sea posible.

 

Guido Schmidt, Responsable del Programa Agua de WWF/Adena, dijo: “Resulta muy importante que cada persona contribuya a ahorrar agua. Pero queremos ver que los políticos consigan que los mayores consumidores ahorren el agua en lugar de despilfarrarla; sobre todo en la agricultura, que consume el 80% del agua de nuestro país”.

 

WWF/Adena ha materializado en 10 puntos las acciones más urgentes y eficaces para enfrentarse a la sequía. Dirigido tanto a los individuos, que deben ponerlo en práctica, como a las administraciones, que deben promoverlo, el Decálogo contra la sequía de WWF/Adena es el siguiente:

  1. Poner dispositivos ahorradores de agua en el hogar.
  2. Diseñar jardines que consuman menos agua.
  3. Emitir ordenanzas municipales para el ahorro de agua.
  4. Detectar pérdidas y mejorar las redes de abastecimiento.
  5. Medir el consumo de agua.
  6. Cobrar una tarifa de agua que pague los costes reales de servicios y medio ambiente (DMA)
  7. Reutilizar el agua.
  8. Promover bancos de agua.
  9. Mejorar el riego en la agricultura y cerrar los pozos ilegales.
Cambiar las políticas agrarias europeas

Estás en www.infoecologia.com