Ecosistemas/Galardón
El proyecto "Corredor Verde del Pinsapo" de Ecologistas en Acción de Málaga premiado por la Fundación Gypaetus
 

Madrid. Abril de 2006 www.infoecologia.com

Infoecologia.- El proyecto “Corredor verde del pinsapo” presentado por Ecologistas en Acción-Málaga ha sido galardonada en el  II Concurso de Ideas para la Conservación de Especies Amenazadas en Andalucía que concede la Fundación Gypaetus.

 

La alineación montañosa Sierra del Oreganal-Sierra de los Castillejos, que separa la meseta de Ronda del valle del Genal, cumple la función de corredor ecológico para la flora y la fauna de los Parques Naturales Sierra de Grazalema y Sierra de las Nieves. Destaca el hecho de que posiblemente sea el primer corredor ecológico descrito para plantas, puesto que en todos los casos consultados únicamente se tiene en cuenta a los animales y cuando consideran a las plantas se hace más como hábitat de los animales que como actores del propio corredor.

 

Analizando la distribución del pinsapo podemos observar que existen dos principales poblaciones: una de ellas se encuentra en el Parque Natural Sierra de Grazalema y la otra en el Parque Natural Sierra de las Nieves. Esta distribución difícilmente se puede explicar si no es a través de la única alineación montañosa que conecta ambos espacios.

 

Al igual que con el pinsapo, existen otras muchas especies con una distribución similar. Así es para un total de 11 especies vegetales protegidas por la Ley 8/2003, de 28 de octubre, de la Flora y Fauna Silvestres de Andalucía, 13 endemismos de la Serranía de Ronda y 37 especies amenazadas según la Lista Roja de la flora vascular de Andalucía. Este es el caso del serbal (Sorbus aria), la Atropa baetica, el arce (Acer monspessulanum), el helecho Asplenium petrarchae bivalens, la campanilla rondeña (Campanuda speculariodes), etc. Algunas de estas especies se encuentran dentro del corredor ecológico.

 

De este modo, el pinsapo representa una “especie paraguas”, es decir, que mediante la conservación de esta especie se garantiza la protección de todas las otras con las que convive. Actualmente el pinsapo está ausente de este corredor ecológico, aunque existen algunas plantas que indican su posible presencia anteriormente. Además, el pinsapo es una especie que actualmente se encuentra en expansión por lo que la colonización de esta zona sería posible de forma natural.

 

En el caso de la fauna, las cumbres de estas sierras representan un corredor ecológico para especies como la cabra montés, la chova piquirroja o el piquituerto. Además están presentes otras especies como el águila real, el buitre leonado, el águila culebrera, el águila calzada, el águila perdicera, el búho real. Mamíferos carnívoros como meloncillo, gineta, zorro, tejón, comadreja, gato montés, garduña, turón; ungulados como el corzo, el ciervo y el jabalí. Entre los reptiles destacan la víbora hocicuda y el lagarto ocelado. Y entre los anfibios la salamandra, el tritón pigmeo y el sapillo pintojo meridional.

Microrresrvas y voluntariado

Este proyecto también propone la restauración forestal de la zona, muy castigada por la mano del hombre, mediante la creación de microrreservas a través de grupos de voluntarios. De este modo se pretende no alterar la actividad ganadera de la zona y contribuir en la restauración forestal y educación medioambiental. Otra propuesta es la creación de una ruta de senderismo y un cartel interpretativo para contribuir con el desarrollo sostenible.

 

Sin embargo, diversos proyectos previstos amenazan esta conexión ecológica, como la autopista Ronda-Costa del Sol o varios proyectos de canteras en los términos municipales de Alpandeire, Júzcar, Cartajima y Parauta. La zona propuesta como corredor ecológico está fuera de la protección legal de los Parques Naturales, y tampoco está catalogada como Lugar de Interés Comunitario, aunque está dentro de la futura Reserva de la Biosfera Intercontinental.

 

Entre las iniciativas de conservación de este entorno estaría la unión de los dos Parques Naturales en un único gran Parque Natural. El premio dotado de 300 euros se destinará a la elaboración de unas pequeñas guías para su divulgación, informó a infoecologia  la Fundación Gypaetus. 

Estás en www.infoecologia.com, el periodismo del desarrollo sostenible

Web recomendada:

www.arteletra.es